Publicado el Deja un comentario

Como protegerte de las malas energías

Los síntomas habituales de una persona que recibe malas energías, tal como apunté en otro artículo, son los siguientes (entre otros):

– Cambios de humor repentinos
– Bajón energético (robo de energías )
– Ansiedad y tristeza repentina sin razón
– Somnolencia
– Deseo de aislarse, apartarse del entorno
– Sensación de ser motivo negativo de conversación
– Sensación de ser observado
– Incapacidad de realizar una tarea pensando que no se va a realizar adecuadamente
– Bajones de autoestima
– Rotura de objetos
– Problemas de salud y lesiones
– Problemas repentinos en las relaciones
… … …

Cuando las malas energías causan efectos físicos como los descritos anteriormente, quiere decir que las defensas naturales fallan y lo negativo ha empapado el aura y en consecuencia, tanto el estado físico como las energías del entorno, se resienten.

Contrarrestar lo negativo recibido debe ser una prioridad para evitar no solo que siga la negatividad llegando, sino para expulsar lo negativo que ya forma parte del aura, de nuestra energía.

Voy a exponer varios métodos para ello. Al ser un tema prioritario, es posible hasta necesario aplicar varios de ellos a la vez. Debo añadir que hay veces que uno mismo no puede limpiar todo lo malo recibido, pero el trabajo que hagas, va a ayudar sin ninguna duda a eliminar lo negativo.

ATRAER ENERGÍA

Es la base de cualquier tratamiento. Si se atrae positividad, energía positiva, ésta limpia lo negativo como si de una corriente de agua se tratase que limpia una superficie contaminada. Atraer energía es meditar, visualizar parajes o situaciones agradables, hacer respiraciones conscientes, estar en contacto con la naturaleza, hacer deporte, yoga, tai chi, pilates o cualquier disciplina que armonice cuerpo y mente, alimentarse adecuadamente, sin grasas, pasear y ser conscientes del minuto presente… En resumen, dedicarse tiempo a uno mismo conscientemente.

CARGAR OBJETOS QUE AYUDEN A PROTEGER

Si visualizas un lugar de la naturaleza donde te sientes bien. Si cierras los ojos y lo recuerdas, tus energías están viajando en el tiempo y estás recuperando el placer que emana de ese lugar. El tiempo y la distancia pasan a ser relativos.
¿Imaginas que puede ocurrir si logras transmitir esas sensaciones agradables a un objeto?. ¿Imaginas que ocurre si, aparte de esas sensaciones, explicas a ese objeto cual es tu estado y le pides ayuda? Estarás ritualizando un objeto con la intención de protegerte. Por no extenderme, hablaré de dos objetos que pueden cumplir esa misión, la turmalina negra y las velas.

Cargar una turmalina negra (protección para el exterior). La turmalina negra es una piedra con grandes cualidades latentes de absorción de lo negativo, pero hace falta despertarlas. La forma que propongo para trabajarlas es justamente lo explicado en el párrafo anterior. Las piedras se despiertan primero aplicando positividad. En tus manos y dedos están alojados los chakras que emiten más potencia directa a la hora de transmitir energías. Cierra los ojos, coge la piedra con tus manos y visualiza lugares de placer. Transmítele a la piedra esas sensaciones. Después, poco a poco, preséntate, explícale cual es tu entorno, tu vida, tus objetivos y el foco de negatividad, cuéntale como si fuera la más íntima amiga. La turmalina absorberá toda esa información y evitará que lo negativo llegue a ti. Repite este ejercicio las veces que creas oportuno, se ira cargando cada vez más. La turmalina es ideal para llevarla encima y así protegerte fuera de casa.

Cargar una vela (protección para la casa). Las velas son la conjunción perfecta de evolución de lo tangible a intangible. Si a una vela, en casa, la preparamos de la misma forma que en el apartado anterior, al encenderla conseguiremos que nuestra petición se expanda por la casa en forma de luz, calor, color, olor. Las energías de protección se extenderán y permanecerán en la casa evitando que la negatividad entre. Las velas deben ser naturales, sin parafinas ni grasas animales. Aconsejo velas preparadas para ello, como las velas de aceite de coco trabajadas para protección que podéis encontrar en www.nosoloreiki.com. El método de los tres símbolos grabados en ellas, facilita enormemente el trabajo de protección a la vez que supone un ejercicio energético que evitará que nuestras energías bajen.

ELIMINAR OBJETOS ENVENENADOS ENERGÉTICAMENTE DE LA CASA

A veces, la negatividad entra en casa en forma de objetos cargados negativamente, ya sea expresamente o no. En este caso te animaría a que creas en ti, que toques lo que te resulta sospechoso, recuerdes la persona que te lo regaló o a la que perteneció y que saques tus conclusiones. Otras veces, usar ropa de personas que han fallecido puede restar en lugar de sumar. No porque la persona a la que perteneció la ropa fuera negativa, sino porque la ropa, como casi todos los objetos, absorben las energías y vivencias y es posible que alguna de ellas no sea positiva.

Sin duda es un tema muy extenso que he intentado resumir. Espero que haya sido de ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *