Publicado el Deja un comentario

Como ritualizar las velas para conseguir objetivos – El método de los tres símbolos

Las peticiones con velas son el método de petición más extendido en la historia del mundo. No es casual. Una vela es la esencia de la petición. El fuego, la luz, el olor, el color, su belleza, textura y el dominio en un solo objeto de todo ello, las hacen ser especiales.

Como en todo, dominar la técnica de petición aumenta los resultados. Es distinto evidentemente encender una vela sin más, que prestarle nuestro esfuerzo energético como ofrenda para conseguir la petición.

¿Cómo sacar el máximo rendimiento a tu petición por medio de una vela?

La energía es algo intangible pero que bien direccionada, “empapa” los objetos con lo que pretendemos. Una vela,  especialmente si sus componentes son naturales, recibe y acumulan las energías que tú le transmites.

En el método de los tres símbolos de las velas Rituals with Ki *, se ha desarrollado la técnica de la ritualización de velas de la forma más sencilla y efectiva posible.

Se ha resumido la técnica de petición en cinco pasos muy bien diferenciados que resumo a continuación:

1    1-    Escribe la petición en un papel. Piensa en el objetivo que quieres cumplir. Intenta que sea lo más concreto posible. Escribe la petición con lápiz en un papel. Esta petición la tendrás que quemar en el momento que sientas, cuando la vela ya esté consumiéndose.

2    2-  Ritualiza la vela con los símbolos. Las velas tienen gravadas tres símbolos cuya función es conectarte con las energías universales, despertar tu KI e introducir tu deseo en esa corriente de energía que se ha establecido. El símbolo del árbol de la vida, el del KI y el de tu deseo concreto (salud, fortuna, amor, protección o deseo general y agradecimiento)

Toca el símbolo del árbol de la vida con la yema de los dedos. Toma consciencia de la corriente energética  universal. De la tierra emana vida a través de las raíces del árbol y del universo llega vida a través de las hojas del árbol. Siente este flujo energético y como la vela lo absorbe.
Toca el símbolo del ki y conecta tu energía, con la corriente energética del árbol de la vida. Tu ki se mezcla con ella y tu vibración aumenta. La vela se impregna con esta vibración.
Toca el símbolo del objetivo elegido. Visualiza tu petición cumplida y la felicidad que te proporciona a ti y a los tuyos. En este estado de conexión la vela se está impregnando con tu petición.
La vela está ritualizada.
3    3-   Enciende la vela. La vela está cargada con tu energía y tu petición. Al prender la vela, la petición se transforma en luz, calor, color y olor, elevándose hacia el universo. Tu petición ya está viajando para conseguir el objetivo. El universo la recibe y responde.
4    4-   Agradece. Cuando un objetivo está en vías de cumplirse?o cumplido, es necesario encender otra vela?de gratitud para reconocer la ayuda recibida.?Agradecer es tener la puerta abierta a futuros?objetivos y fortalecer tus peticiones cumplidas.
5    5-   Repite. En la constancia reside el éxito, el esfuerzo de trabajar las energías de forma continuada, asegura el éxito del objetivo.

La ventaja añadida y gran secreto de éste método, es el “entrenamiento” energético que supone el trabajo de ritualización. Durante este proceso, se va a activar nuestra parte espiritual, se va a visualizar, a meditar, a canalizar pues utilizaremos los chakras de las manos para transmitir a la vela energías y en definitiva, a evolucionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *