Publicado el Deja un comentario

Velas de Meditación – Su método y Simbología

Meditar y visualizar son ejercicios del alma que tendríamos que poder realizar de forma natural, sin demasiadas dificultades. Pero cuando uno se dispone a meditar y visualizar se encuentra que debe vencer las pequeñas “trampas” de la mente racional. Nuestra mente suele estar conectada a las preocupaciones y quehaceres diarios, y ello muchas veces nos bloquea, impidiendo que podamos realizar estos ejercicios con calma.

Las velas de meditación en cajas tienen la gran propiedad de conseguir que la mente sea tu alidada en los ejercicios del alma.

La acción simbólico-física de meditar con velas en caja te hará alcanzar un profundo estado meditativo con mucha más facilidad.

 

Método y simbología

Las velas de meditación en caja muestran una simbología. El exterior de la caja representa tu forma física, tu estado visible. Y en su interior se encuentra tu esencia, tu alma.

Para empezar tu sesión de meditación, empieza sosteniendo en tus manos la caja cerrada y sintiendo la ilusión y deseo de abrirla y que la belleza de su interior aparezca.  En el momento de abrir la caja, tu estado de conexión con tu interior se dispara. Mira y siente la cera, y pasa las yemas de los dedos (sus chakras) notando los tres símbolos grabados en ella. El Árbol de la Vida, tu Ki y el símbolo de paz y armonía. Tus chakras de las manos conectan con ellos y tu alma se ilumina.

Para representar físicamente la luz de tu interior y como se comunica con las energías universales y se enriquece, prende la vela. Este momento es un momento mágico de liberación de paz y armonía en tu interior. Deja que tu mente se inunde de esta paz, sea viajando o relajando todo tu ser.

La luz, el aroma,  el calor, el color y la belleza de la vela son la transformación de tus objetivos en energía que se eleva para así ser conseguidos.

Cuando lo creas conveniente, cierra la caja. Su misión se ha cumplido y tu alma está contenta. Dentro de la caja, se irán guardando tus sesiones de meditación en forma de momentos de paz sentida. El metal absorbe energías.

Cuando se haya consumido la vela en su totalidad (en una o varias sesiones), utiliza otra vela de los Tres Símbolos para seguir atesorando grandes experiencias en su interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *